Negamos que no somos políticamente incorrectos                                                                                Este blog carece de gluten

jueves, 28 de abril de 2011

“Te ruego me”


Hay un temita que últimamente está menoscabando mi bienestar a unos niveles ultrasónicos (¿ultrasónicos?). Para que os hagáis una idea, me afecta tanto como a vosotros los billetes en clase Business de los eurodiputados, ¿verdad, hipócritas? Ése es el verdadero problema mundial, con ese dinero se podría rescatar Portugal, se acabaría el paro en España y Sudán sería el Silicon valley de África, ¿¿no, mamones??

En fin, el asunto que me está jodiendo la puta vida es la omisión de la conjunción “que” en frases encabezadas por verbos como “rogar”, “requerir”, “pedir”. Me refiero a expresiones del tipo (Fiat): “Te ruego le eches a la puta calle ya” o “requerimos nos mandes los fondos reservados a nuestra cuenta de Suiza”, tan frecuentes en los correos electrónicos dentro del ámbito corporativo post-coital actual. ¿Por qué pollas no escriben “te ruego que”, “requerimos que”? ¿¿¿Por qué, Madre del Amor Hermoso???

Consternado ante lo que consideraba una incorrección brutal del lenguaje, acudo al Panhispánico de Dudas y, para mi pesar (Filomeno), leo lo siguiente:
- Cuando la oración subordinada funciona como complemento directo de un verbo de «ruego» o «temor», se suprime a veces la conjunción que: «Le rogué me permitiera acompañarla hasta la entrada» (Cano Abismo [Col. 1991]); «Ya me temo no termine nunca [esta guerra]» (Umbral Leyenda [Esp. 1991]); sucede también, aunque más raramente, con verbos de «opinión»: «El comunicado [...] eriza el cabello y supongo habrá espantado al ministro Belloch» (Mundo [Esp.] 21.12.94). En todos estos casos, aunque no se censura la supresión de la conjunción, se considera preferible mantenerla: Le rogué que me permitiera, me temo que no termine, supongo que habrá espantado - 

O sea, que, aunque es preferible escribirla, no es incorrecta su omisión, ¿¿¿qué mundo es éste??? Así que la gente que se quiere hacer la guay, la moderna, la multidinámica en un entorno multidisciplinar y ultracorporativo no hace mal omitiendo el “que”.

Ante esto, ¿qué me queda? Se me ocurre dar un golpe de Estado y obligar mediante Decreto-Ley a escribir la conjunción “que” en todos los casos que yo considere oportuno (negro, tuno muerto). Fueraparte, también aprovecharía para prohibir las palomitas en el cine, prohibir la música de Maná en la radio, prohibir ese insulto a la Coca-Cola que es la Coca-Cola Light,…. Venga, ya espero vuestros comentarios llamándome facha, franquista y tal y tal (y Gil…y tal y tal…Superstar). Pero aquí los que prohíben son otros. Que no os embauquen.

15 comentarios:

  1. Freijomil: dime qué prefieres: (1) "te ruego + subjuntivo"; (2) "te ruego que + subjuntivo", o (3) "te ruego de que + subjuntivo". Compensamos el que está bien (2) con el que está rematadamente mal (3) y no nos queda más remedio que conformarnos con el regular (1). ¿Entiéndesme?

    ResponderEliminar
  2. Yo también odio la mierda de la coca cola light, pero todavía odio más la coca cola zero, que es igual que la light pero para guays. Si no me creéis lo que digo leed las etiquetas los ingredientes son los mismos, por cierto el edulcorante que aquí se usa en EEUU esta prohibido por ser tóxico, ahí lo dejo.

    ResponderEliminar
  3. Entiendo tu ira y tu odio. Entiendo que quieras matar a la gente. ¿Cómo o de qué manera matarías a los seres humanos que inician las frases con "verbo + que"? Por ejemplo: "decir que", "recordar que", "recordaros que", etcétera. ¿No les arrancaríamos los ojos con una cuchara oxidada?

    ResponderEliminar
  4. Oh, Christian, el infinitivo introductorio es una de las mayores plagas de esta sociedad. El odio, la repulsa, el asco y la inquina que nos produce es brutal. Gracias por traerlo a colación

    ResponderEliminar
  5. Este blog es patético. Más patético debe ser su autor o autores. Métete tu cabeza en el culo, porque tus ideas son una mierda.

    ResponderEliminar
  6. Fer, seguro que tú eres de los que, en un alarde brillantez e ingenio, están haciendo coñas de alto nivel como ésta: "Obama mata a Osama". Sin comentarios.

    ResponderEliminar
  7. Es curioso que alguien que en un texto de cinco párrafos mete seis o siete palabras obscenas sin ningún aporte semántico (véase el: “¿¿no mamones??”. Además con dos símbolos interrogativos que también es incorrecto…), se preocupe tanto de si la gente usa o no el “que”. Si te preocupa que se hable bien podrías empezar tú…mamón

    ResponderEliminar
  8. Pero ¿cómo que no tiene "aporte semántico" el "mamomes", pedazo mamón??????????????

    ResponderEliminar
  9. killo, que malas digestiones de mortadela tenéis.
    Por favor, cambiar de dieta. Por vuestra salud y la de los demás

    ResponderEliminar
  10. Esta página en verdad está de que te cagas de bien.

    ResponderEliminar
  11. vaya truñaco de blog...

    ResponderEliminar
  12. Te entiendo, y que me dices que esa forma tan cutre de formar el imperativo con un infinitivo. Me da dentera sólo de pensarlo. Saludos.

    ResponderEliminar
  13. El uso indebido del infinitivo, en todas sus variantes, es manifiestamente execrable.

    ResponderEliminar