Negamos que no somos políticamente incorrectos                                                                                Este blog carece de gluten

lunes, 27 de junio de 2011

Heliocracia




Por la zona del norte del Estado español (también por otros países europeos) vengo observando yo cierta falta de libertad. Y no me refiero a la que se sufre, concretamente, en Euskal Herria donde los que no votan a Bildu tienen que demostrarle a Escolar y otros pseudomierdaintelectualoides de la izquierda que ellos también tienen derechos y que son pacíficos. “No, no, no, no” (Pequeño homenaje al Sabio de Hortaleza). Me refiero a la subordinación que sufrimos con el rey Sol (cadena de supermercados) dado el carácter variable del tiempo atmosférico y a que el astro solar aparece cuando le sale del rabo.

Es lo que yo llamo “heliocracia”, es decir, vivir bajo un régimen heliocrático donde el sol es el que decide por ti lo que hacer en tu tiempo libre. Dicho fascismo se puede resumir en lo siguiente: Si sale el sol, automáticamente a la puta calle, ora a la playita, ora a “tomar algo” a una terracita, da igual que estés muriendo, a la calle que hace solete, que hay que ponerse morenita, morenita (simplemente igual de negra que el resto, para de esta manera lograr el hecho diferencial).

A continuación detallo los dos posibles escenarios heliocráticos:

-Escenario A: Estás tranquilo en tu kelfo, con tu ordenador, tu tele, tu snuff movie (que no, que es coña), en definitiva, tus mierdas. De repente, aparece el sol por tu ventana. Rápido. Corriendo, te cambias y te diriges como un subnormal a la playa, un atasco de la pera, 3 meses y medio para aparcar a 5,4 kms away de la playa. Llegas a ella y tienes que colocarte con la toalla en 3,4 cms cuadrados. Super a gusto, vamos, la mar de a gusto (juas,juas). No puedes ni siquiera jugar a las palas porque, claro, hay que permanecer tumbado e inmóvil para broncearse lo máximo (ya sabes, para sentirse a gusto con uno mismo/a). Te jode tanto el sol que, incluso con tus gafas rayban polarized, no puedes leer tranquilamente tu periódico o, por qué no, la Ley reguladora de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa. No puedes hacer nada de nada, salvo abrasarte y aburrirte como una puta ostra.

-Escenario B: En el mejor de los casos te puedes librar del infierno de la playita y la heliocracia simplemente te obliga a ir a “tomar algo” a una terraza, de la siguiente manera: Estas en tu cueva viendo la repetición del Guadalajara-Sevilla Atco. Repentinamente se clava el puto sol en tó lo alto. Sales pitando de casa. Llegas al sitio de moda (al único en el que se puede ir), esperas 2 meses a encontrar una mesa libre, pides una “cañita” (lo que te supone pedir un aval y un crédito a tu banco), sonríes y haces como que te gusta estar ahí porque jiji jaja (el postureo te lo exige). Te cansas de sonreír, empiezas a sudar y cagarte en tó lo que se menea. 

En definitiva, ves pasar las horas mientras piensas lo que podías estar haciendo en cualquier sitio (con techo) aportando valor a tu vida. O no.

martes, 14 de junio de 2011

Yo también me hice de este grupo porque soy un flipad@ de mierda y un subnorm@l




Desde nuestro blog, con todo nuestro asco hacia el mundo y propensión al insulto gratuito, queremos alertar sobre la existencia de una serie de grupos que proliferan por el facebook y que nos causan arcadas y vómitos instantáneos. Desde este forum (filatélico - AFINSA) pedimos el mayor de los odios por tu parte hacia-para-con los mierdas de tus amigos/as/is que se apunten a semejantes uniones de excrementos humanos.

A continuación procedo a citar unos cuantos grupos de mierda clasificados en función de la subnormalidad y grado de flipadez de sus miembros:

- Uniones de flipaos de los juernes, que disfrutan más contándolo que saliendo, imbéciles que prefieren morirse de malestar el viernes en su trabajo con tal de permitirse esta exhibición gratuita ante, los que él considera, sus amigos (pero que no lo son porque no tiene):
     
    - Sigo con los flipaos de las salidas, porque ellos “salen de fiesta”, amargaos que con 30 años siguen exagerando la hora de llegada a casa porque nos veas “qué risas, juas juas”:

      - Grupos de guays de la vida, de aquellos acabaos e incompetentes profesionales que empiezan arrastrándose por La Latina y acaban yéndose a Ibiza a trabajar limpiando letrinas y te cuentan que se han ido porque allí se respira “otro rollo”, “la gente es diferente”:

        - Grupo de aquellos que se consideran interesantes y únicos por publicitar sus patéticas pseudoprofundadides metafísicas y romanticismos gratuitos:

          - Y, afueraparte (de los robos en los comercios de Barcelona), os dejo esta perlita que se explica por sí sola: